POR EL CARRIL BICI DE PEÑISCOLA A BENICARLÓ

castell de penyiscola

Hacia tiempo que tenia en mente este recorrido. Siempre me gusta volver a Peñiscola, la perla de la costa de Castellón. Y además es el terreno de mis amigos del Gurugu kayak. Toda su costa norte esta recorrida por un paseo donde hace un tiempo pintaron un carril bici. Éste es estrecho, y un ejemplo de lo que nunca debe ser un caril bici. El paseo marítimo tampoco se pasa de ancho. Es un lugar muy turístico, y suele haber bastante gente paseando, con lo que se trataba de buscar un día del año fuera de temporada, para pedalear con tranquilidad.

Ese momento llegó este diciembre en unos días de inesperadas altas temperaturas, más propias de la primavera. El tema es que esperábamos viento, pero no con tanta fuerza. Habiamos llegado allí después de haber preparado todo (que es bastante rollo) y decidimos no arrugarnos, y pedalear pese al vendaval. A la ida hacia Benicarló, lo hemos llevado a favor.



El carril bici, se acaba antes de llegar al pueblo de Peñiscola, pero el paseo continua, y si no hay mucha gente se puede circular por el. Aunque no tengo muy claro que la policía local piense lo mismo. Como ya lo hemos visitado muchas veces el pueblo, hemos aparcado el coche justo donde empieza el carril. Si vienes de fuera, puedes plantearte empezar desde la playa sur, o incluso desde más al sur todavía, donde encontrarás una pista en buen estado que recorre el litoral de la Serra d´Irta.

PLAYA DE PEÑISCOLA EN INVIERNOCARRIL BICI PEÑISCOLACARRIL BICI DE PENYISCOLA A BENICARLO PLAYA DE BENICARLOMARJAL DE BENICARLO
BENICARLOCOSTA DE BENICARLO A VINAROZTRAIL GATOR OPINIONES VERAS DE TODA CLASEPEÑISCOLA EN INVIERNOFINAL DEL CARRIL BICI DE PEÑISCOLA

Algo con lo que no contaba es que la playa estaba con la arena amontonada, de forma que era casi imposible ver el mar. Me imagino que la han puesto así para regenerar la playa dentro de unas semanas. Para alguien como yo, tiene su importancia girar la cara y ver el mar mientras pedaleo. Y la sensación era ir recorriendo una mina de áridos. Sin apenas darnos cuenta, nos hemos plantado en Benicarló. Como nos ha sabido a poco hemos continuado por el carril bici que llega hasta el centro del pueblo. Pero antes se pasa por una especie de rambla donde se puede ver como es un humedal. Los niños lo pasaron bien viendo a los patos y peces. El carril se acaba bruscamente, pero girando unos metros a la derecha se encuentra el puerto de Benicarló, un lugar tranquilo en domingo donde no hay problema en pedalear con niños.

Hemos continuado un poco más por encima de una acera, mientras a lo lejos se dibujaba la silueta de la vecina Vinaroz. Era tarde para almorzar, y pronto para comer…..y visto que el camino se volvía no muy apto para circular con niños, hemos decidido dar la vuelta. El fuerte viento tampoco animaba a tomar el solecito. En Benicarló se come bien, y es fácil encontrar buen pescado, mejores de arroces, y famosos platos de alcachofa. Y es lo que hemos hecho, darnos un homenaje gastronómico.

Hay una alternativa al carril bici, y es otro carril que va paralelo por detrás de los apartamentos. El tema es que tiene mas stops, que un telegrama, y tenia claro evitarlo. El viento muy fuerte, que llevábamos en contra, y la barriga llena nos han hecho un poco pesada la vuelta. . Es por ello que ha sido muy agradecida la parada en una de las dos zonas infantiles que nos hemos encontrado. Me quedo con que hemos un puñado de kilómetros en condiciones un poco adversas, y sin que mi familia se amotinase. Aquí un video del carril bici.

carril bici peñiscola benicarlo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR