OJOS NEGROS CON LUNA LLENA

tunel via verde ojos negros

Este sábado de junio viví una intensa y divertida experiencia. Recorrer la vía verde Ojos Negros con luna llena. Después de navegar en kayak y pedalear a la luz del satélite, sabía que hacer este recorrido era un planazo. Si encima la previsión era de cielo despejado como la frente de Mr Proper…no podía faltar. Esta actividad la organizan varias veces cada verano los amigos de Hardacho. Quedamos a las 21:00 en su cuartel general en Jérica. Como no traía bici, estuve tonteando con varias monturas antes de elegir mi compañera de ruta. Al final no pude ignorar los morritos que me ponía una Kross Trans. Ya todo el grupo con pareja de baile y casco subimos todos con las bicis hasta nuestro punto de partida: el área recreativa del Palancar. Cuando llegamos apenas había luz, con lo que no pude sacar fotos decentes. Pero ya te digo que el lugar tiene una pinta estupenda para acampar en caso de recorrer la vía verde ojos negros. Nuestros guías Juan y Jesús nos comentaban que el interior de la estación está para “entrar a vivir” pero que lleva demasiados años cerrados por historietas burocráticas.

Allí, a luz de la luna y nuestros teléfonos móviles, Jesús nos preparó un potente picnic para coger fuerzas. Con buena comida y cervezas, estábamos tan agustito que sobrevoló la amenaza de montar una rave nocturna (por si eres viejuno rave=fiesta al aire libre). Por suerte el frío tumbó esa posibilidad. Nos costó ponernos en marcha, más que nada porque no había que escatimar en luces y abrigo. Con tanta luz artificial yo no las tenía todas conmigo con la visibilidad que íbamos a tener. Por eso me lancé un par de veces a la oscuridad para comprobar si podía rodar sin luces. No pude sacar conclusiones.

Como buen chico esperé a que todo el grupo estuviese listo, y que Juan, nuestro guía, dijera «ya se vale». Si vas en grupo, aunque seas un cohete como yo, la educación exige no hacerle la vida difícil al líder del grupo. Aun así con las primeras pedaladas ya me encargué de ponerme delante. Se trataba de no ser deslumbrado por las luces del resto del grupo, y de esa forma llevar los ojos adaptados a la luz que regalaba la luna llena. Costó un poco, pero pronto supe que como Raphael, iba a ser «mi gran noche».

Al ir el primero asusté un conejito y un par de rapaces nocturnas. Esperé al grupo en Barracas, el primer pueblo que pasamos. Ya más adelante tras pasar el parque eólico, comenzaba el trepidante descenso hasta Caudiel, y me avancé tanto que me quedé solo. En esa situación tenía que contener mi imaginación para espantar la idea de la aparición de una alimaña come-hombres o un tipo con moto sierra entre las sombras (confieso que soy un cagón). Con tan poca luz, los sentidos se afilaban para llegar al máximo de sensibilidad volviendo muy intenso el rodar. Esta vez el placer, pudo con los miedos y malos rollos. Y eso que en algunos lugares con forma de trinchera la luz de la luna no llegaba, y para acabar de arreglarlo, mi luz delantera fallaba. Por suerte llevo tanta dosis de vías verdes, que podría haber hecho esos tramos con los ojos cerrados. Eso si, frente la estación de Torás la grava me dio un pequeño susto para que no me viniese arriba.

Cuando llegué a Caudiel tuve que esperar más de media hora al grupo que iba a otro ritmo y haciendo paradas. Era de madrugada, y el frío y la humedad me bajaron el subidón de emociones. Cuando ya estaba a punto de seguir pedaleando apareció mi grupo. La fresca apretaba, y la luna llena hacía reflejos muy chulos en la vía del tren. Yo con ganas de llegar, me puse en la fila de compañeros, como buen chico y para no volverme a perder. Era otro rollo porque íbamos con luces y hablando, pero aun así molaba. En un rato que se me hizo corto llegamos a Jérica. Tras las despedidas, me subí al coche puse la calefacción a tope y volví a casa. Helado, pero contento porque esto de la vía verde ojos negros con luna llena ha sido de lo más chulo que he pedaleado en tiempo. Como dijo un tartamudo «pa repetir»

Sending
Vota esto
5 (1 vote)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies