DELTA DEL EBRO EN BICICLETA

delta del ebre en bicicleta

El Delta del Ebro es una zona genial para recorrer en bici con niños. Solo tienes que vigilar que cuando vayas no haya demasiado sol, o viento. Es un lugar lleno de vida, que cambia su aspecto según la estación del año. Lleno de caminos tranquilos y completamente plano. Nosotros elegimos para esta aventura una ruta por la zona sur, la que se encuentra más cerca de Sant Carles de la Rápita. Buceando por Internet pensé que esta ruta circular podía estar bien. Se trataba de recorrer l´Encanyissada y la Tancada.

INVIERNO EN EL DELTA DEL EBRO

Animados por unas temperaturas primaverales en febrero, no miramos la previsión. El domingo que elegimos para la ruta el cielo estaba encapotado. La brisa y la humedad del Delta han conseguido que los once grados aumentasen la sensación de frío. El moquillo ha sido nuestro compañero en toda la jornada. Ha sido un error no mirar bien la previsión del tiempo. Y es una lección que he aprendido, porque tú puedes ser muy sufrido, pero si el día no sale bueno, es normal que la gente que pretendes iniciar en esto del cicloturismo, proteste.

Para arreglarlo la cosa no ha empezado bien del todo porque nos hemos perdido en Sant Carles de la Rápita. Pretendíamos llegar a la Casa de Fusta, y la señalización brilla por su ausencia. Tras dar un pequeño rodeo, hemos aparcado en el Poble Nou.

SALIMOS DEL POBLE NOU

El Poble Nou del delta tiene mucho encanto y mucho sabor para mí. Ya pedaleando Hemos tomado un camino alternativo para evitar la carretera que lleva al Trabucador. La mayoría de caminos del Delta son muy estrechos los asfaltados, y dos coches deben pasar lentos para no tocarse. Es por ello que hay que evitar estas vías, si vas con niños. Un día chungo como hoy ya pasaban coches. No quiero pensar un día de solecito. El paisaje estaba lleno de canales, y de pequeñas fincas que eran barrizales. Me imagino porque en esta época no tienen cultivo.

CARRIL BICI DE LA TANCADA

Esta vez no nos hemos perdido, y hemos llegado hasta el carril bici de la Tancada. Lo hemos recorrido buscando el mar, y aquí nos hemos encontrado con unos cuantos domingueros como nosotros. Es un camino asfaltado, cerrado a los coches, en el que vas rodeando la laguna de la Tancada. Es bonito porque habían muchos flamencos y se les escuchaba. Además en invierno la soledad vuelve más intensas las sensaciones en el Delta. Los puentes que cruzan los canales te dan cierta visión de la laguna. Al final del carril bici, a la derecha tienes un mirador con forma de caseta muy bueno para tirarte un buen rato observando la fauna de la Tancada, con unos buenos prismáticos.

Nosotros hemos estado del refugio que nos ofrecía del frío viento y luego hemos tomado un camino equivocado, gracias a «mi don» para perderme. Tras darme cuenta del error hemos decidido desandar el camino, volver al final del carril bici de la Tancada, y recorrerlo de nuevo hasta su inicio. Allí ya hemos seguido las indicaciones para llegar a la Casa de Fusta, donde hay un restaurante y un centro de información del parque.

MIRADOR DEL EMBUT

Por el camino hemos pasado por el mirador del Embut. Dado que se nos había hecho tarde, y allí como parecía que no hacia tanto frío, hemos montado nuestro particular picnic y hemos comido en lo alto del mirador mientras veíamos toda l´Encanyissada. Por aquí no había tantas aves juntas, pero de todas formas, por los canales diferentes tipos de patos y garzas pasaban volando muy bajo, o simplemente husmeando. Junto a este mirador hay una caseta donde hibernan murciélagos de la zona.

FINAL DE LA RUTA CON NIÑOS POR EL DELTA DEL EBRO

Después de comer yo quería continuar hasta la Casa de Fusta, pero la tropa se me ha amotinado un poco…..»me duele el culo….»,»estoy cansado…..»,»no nos has invitado a comer…..», «estoy muerta de frío…..». He tenido que claudicar y hemos vuelto al Poble Nou a buscar el Toyota Corolla. Yo tenia ganas de más pero también es verdad que el frío me había calado. Hay que saber cuando estirar, y cuando retirarse a tiempo.

El recorrido no ha sido el esperado, pero el tiempo no colaboró , y la falta de rodadura en mi equipo se ha notado……por no hablar de la falta de orientación del guía (yo). Aun así hemos recorrido 21 Km. por una ruta chula para gente como nosotros que empieza en esto del cicloturismo con niños. Abajo puedes ver el track y el recorrido en wikiloc.

El Delta del Ebre está lleno de diferentes rutas para bicicleta. Solo se trata de elegir la correcta según nuestro nivel y la época del año. Y si vas con niños evitar los caminos por donde circulan con noches. Solo se trata de planificar un poco el recorrido para evitar tomar un camino que termina en un campo o una acequia que nos obligue a dar la vuelta. Aquí más planes por el Delta del Ebro en bicicleta.

Tags:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies