SILLA INFANTIL DE BICI

Normalmente si lees esto eres papi como yo, y los dos sabemos la ilusión que da compartir algo tan chulo (la bici) con lo que más queremos. Una sillita infantil es lo mejor para llevar a los nenes. No te tengo que engañar, mi experiencia con mis hijos en la sillita fue tirando a pobre. Nosotros enseguida pasamos a la liga de la bici con ruedines, luego al trail gator. Así nos liamos-liamos, y todavía seguimos creciendo como familia en bicicleta.

Mis consejos para comprar una silla infantil nacen de mis vivencias, la de amigos y lo mucho que he leído del tema. Si lees este artículo al menos evitarás dedicar mucho tiempo buscando info en webs, algunas de ellas no escritas por ciclistas.

VENTAJAS DE LA SILLA

Para mi la principal ventaja es que la única forma legal de llevar a un niño. Como activista ciclista lamento profundamente que viajas por europa, y ves a la gente con esos remolques, las long-bike, y las carrier bike…. Y TODO ESO ES ILEGAL EN ESPAÑA. A nosotros nunca nos paró la policía con el Trail gator, también es verdad que todo eran excursiones por vías verdes y carril bici. Pero a un amiguete sin coche le buscaron las vueltas la policía local por usar un remolque con sus hijos. También fue sonado el caso de la multa y amenazas de retira custodia a un padre por usar una long bike para llevar dos niños al cole. Por eso como dice mi madre “quien evita la ocasión, evita el peligro”, y la forma de no tener un susto legal es usar una sillita homologada. Puede ser delantera o trasera, pero solo una, no dos sillas en una bici (en Europa se puede).

Algo que también mola es que muy pronto puedes empezar a usar la sillita. Los expertos recomiendan que en cuanto mantengan la cabeza erguida, se puede. Siempre con conocimiento, no lo metamos por baches a chupar decenas de kilómetros desde el principio. Y siempre, siempre con casco. Por legalidad y sensatez. Y no un casco de los chinos, o de su madre. Un casco adecuado a su edad y ligero. Dicen que los niños están hechos para soportar golpes. Pero creetelo y no lo pongas a prueba.

SILLA DELANTERA O TRASERA

Pues cada opción tiene sus ventajas. Delante es mejor si el niño es pequeño y se quiere interactuar con él. Es más facil de subir y bajar. Por contra con el frío se queda el nene pajarito.

Ir detrás es lo más seguro por temas de caídas. Además la silla resulta más fácil de instalar y no tienes que pedalear “espatarrao”. Por contra ponte en la piel del niño: llevar la regata boñiguera de tu padre (o mami) a un palmo no es lo más divertido del mundo. Otra cosa a solucionar es colocar al nena/e en la sillita, controlarlo y conversar. Lo último tiene mala situación, salvo que nos pongamos auriculares bluetooth de moto (que no lo veo). Para controlar a mi hijo yo le puse un retrovisor a la bici para ver si se dormía, o su cara me decía que era conveniente parar un rato.

Yo usaba una silla trasera Hamax en una MTB (mira la foto). El problema era como colocar al niño en su silla con dos manos y sujetar la bici para que no cayese. Y lo mejor todavía, con el nene colocado como subir yo. Lo de inclinar la bici y pasar la pierna por encima del sillín era imposible. Con la izquierda sujetaba el manillar, y con la mano derecha el sillín. Para superar la barra del cuadro pasaba la pierna por encima en modo Chiquito de la Calzada, en una pirueta donde bici-niño-padre podíamos acabar en el suelo. Una buena idea fue poner una pata de cabra (de las buenas), para al menos no depender de una pared o una tercera persona, para ayudar a estabilizar la bici. Eso si nunca te fíes de dejar al niño sentado en la bici si tu no la sujetas. No vale apoyada en la pared o con la pata de cabra.

Todo esto que te he contado, si era complicado con un bebé, imagina con un “bicho” de 15 kg. Por eso si te planteas llevar a tu hijo casi a diario, yo me olvidaría de tu bici-pepino de los domingos, y me compraría una de paseo de cuadro abierto, tipo holandesa ganarás en salud y seguridad.

ESTÁ TU BICI PREPARADA ?

Es algo que te debes estudiar. La mayoría de sillas traseras se acoplan al transportín o al tubo del sillín. Por eso si tu bici es full suspension ves olvidandote si no puedes colocar el soporte. Tampoco te lo plantees en una bici de carbono, o de otro material si el tubo donde sujetas es de sección cuadrada o triangular. En esos casos los fabricantes no permiten el montaje. Como poder hacerlo, puedes, pero olvida reclamar en caso de roturas o accidente. Si tu bici es plegable, míralo muy bien. Como poder montar se puede (mi vecino y su crío) pero puede molestar al pedalear (no tires el ticket de compra) y puede que la plegable no soporte tu peso y el de tu hijo. Además es muy fácil que debas olvidar la opción de plegarla. Para ver la compatibilidad de la silla busca su manual en pdf antes de comprarla.

En el caso de sillas delanteras no son compatibles con manillares de cuernos. Una vez instalada la silla ten cuidado que sea difícil de que el nene pueda meter un pie por los radios. Las bicis buenas llevan protegidas esas zonas, otras tienen suplementos. Hay protectores en el mercado como éste, aunque a una mala, mala puedes hacer algún invento. Si tu sillín es de muelles pon alguna solución para que el bebé no meta los deditos.

Si eres papi ya sabes que ir con niños es igual a ir con exceso de equipaje. Es normal que tu hijo quiera llevar la merienda, agua o un juguete. Lo que no te recomiendo (que lo he visto) es la mochila colgando de la silla. Así ponemos en aprietos la seguridad de la silla y la estabilidad de la bici. Lo mejor pasa por buscar una alternativa. Podemos colocar una cesta en el manillar o una bolsa de manillar. Si llevamos portabultos atrás podremos colocar unas alforjas. Si la silla va colocada sobre el transportín esta posibilidad se complica. Eso si, ten mucho cuidado con el peso que pones en las alforjas, de lo contrario el reparto entre ejes se destrozará. Esto es una limitación bastante importante al viajar. O al menos nos hará plantearnos la alternativa de un remolque o una silla delantera.

QUE PUNTOS VALORAR

Un consejo personal es que no seas rata. Especialmente si compras la silla para tu primer hijo. Compra una sillita de calidad: por seguridad (hablamos de tu bebé) y soportar mejor el uso. Por experiencia los hijos menores van heredando lo que dejan los mayores. Algo que debes comprobar siempre es que cumple la norma EN 14344. Otros puntosa a considerar serian:

El arnés o cinturón de la silla debe tener un sistema de apertura seguro, lo que significa que un bebé no pueda soltarlo él solo.
Conforme los niños son más pequeños, es más fácil que se duerman, y es casi imprescindible que sin herramientas se pueda reclinar. Un truco alternativo es llevar una almohada de viaje, de esas de forma de U.
Que tenga unos reposabrazos evitará que el niño saque sus manos fuera.
Para bebes importante que el respaldo le permita llevar de forma natural el casco. Por mi experiencia se puede jugar con la inclinación del respaldo para solucionar este tema.
Es importante que en la parte trasera tenga reflectantes y la posibilidad de montar una luz.
El tamaño y grosor del acolchado da una idea de la calidad de la bici. Si se desmonta y se puede lavar, mejor porque doy fe que se ensucia fácilmente y los nenes requieren higiene.

CONSEJOS FINALES

No es mala idea ir a comprar la silla con el niño. Y que participe en la compra. Eso si, no va a ser fácil que la pruebes puesto que dudo que tengan montada la sillita en el comercio. Si la compras en internet o gran superficie ten margen para poder devolverla si no te convence.

Por favor no hagas eso tan masculino y rancio como pensar que las instrucciones no son para ti. Puedes llevarte alguna sorpresa y susto. Por eso en la mayoría de las sillas que recomiendo enlazo al pdf de las instrucciones para que veas como va cada modelo de silla.

Aunque suene a chiste, una vez montada haz una prueba con un saco (o dos) de patatas o una bolsa de la compra cargada. Así tienes una toma de contacto con sensaciones nuevas al circular, parar, subir, bajar. De paso aprenderás que la silla combinado con unos pulpos es un buen sistema para llevar la compra, o un bolso. Eso si, ten cuidado con los cacos, que saben que una silla de bici vale un pico y luego se vende en webs de ocasión. Salvo en la Thule, no he visto sistemas antirrobo con lo que tendremos que tirar de algún recurso casero. Ya puestos con el soporte, no está de más comprobar que están bien apretados los tornillos que lo sujetan al cuadro. Normalmente llevan tuercas autoblocantes, pero al principio, y luego después de varias salidas, es conveniente volver a apretar porque siempre se sueltan un poco.

LA MEJOR SILLA

Polisport es la marca líder y es muy recomendable por unos precios muy buenos sin renunciar a la calidad. Si somos “pijitos” la Thule o Bobike, son productos seguros como un cerrojo y además con una estética y acabados con un paso adelante. Nuestra experiencia fue con una Hamax, made in Noruega, muy recomendable aunque alguna noticia negativa ha salido de algún modelo. En España la OCU hizo una comparativa de sillas de bebés para bici, y concluyó que la mejor es la Thule Ride Along. Con menos prestaciones, pero tres veces más barata, quedó la Polisport Koolah.

COMPARATIVA DE SILLITAS

Finalmente te he puesto una comparativa de sillas de bici, para que de un vistazo y con facilidad veas como está el mercado. Son todas de marca con lo que seguro que vas a acertar. En la mayoría tienes link al manual con lo que vas a resolver muchas dudas muy concretas que puedas tener. Como siempre tienes el link para comprarlas en Amazon. Si quieres ver la tabla bien pulsa aquí.

sillamodelopreciopesomanual de instruccionesreclinablemontaje
Thule ride along1145Thulesitubo sillin
Weeride frontal993,2Weeridenofrontal
Polisport Wallaby955,7Polisportsitubo sillin
Bobike classic Junior94-Bobikenotubo sillin
Hamax Siesta1074,3Hamaxsitubo sillin
Hamax Zenith853,6Hamaxnotransportin
Hamax Kiss46-Hamaxnotubo sillin
Polisport Koolah483,1-notubo sillin
Polisport Boodie39,93,3Polisportnotubo sillin