TIMBRES

Un timbre en una bicicleta es importante. Si eso no te convence que sea la razón legal la que te sugiera llevarlo. La ley obliga a llevar un timbre si circulas por la vía pública. Además a nivel local las ordenanzas municipales, obligan a llevarlo y marcan las multas y sanciones por no cumplir esta obligación. Aparte de evitar multas el timbre evita accidentes. La bicicleta al ser silenciosa provoca que los peatones crucen delante de nosotros si mirar, o no adviertan que llega una bici y le deben ceder paso. Esto último sucede en sitios como vías verdes o carril bici. Si eres de los que piensas que con un silbido o una advertencia, no hace falta llevar timbre, estás equivocado. Los peatones no reaccionan igual si les adviertes con el sonido de un timbre, o con otras señales acústicas.

Ya decididos a colocar un timbre debemos saber los condicionantes y necesidades para elegir el modelo adecuado dada la enorme oferta que hay en sitios como Amazon. Algo que mola es que un timbre es algo muy a la vista y por tanto altamente personalizable, de forma que de estilo y belleza a nuestra bicicleta. Esto a la vez es un handicap, porque es un accesorio fácil de robar, y si ese es nuestro medio, debemos poner solución. Algo que también tenemos que solucionar es como integrar el timbre en nuestro manillar, de forma que quede disimulado o buscarle un lugar adecuado. Pensemos que el lugar ideal es cerca del puño para poder accionarlo con un dedo de forma rápida y sin soltar el manillar.

Hay timbres cilíndricos que quedan muy disimulados, y que van muy bien si te da vergüenza que vean que llevas un timbre. El timbre clásico admite varias posibilidades de tamaño y pueden resultar aparatosos y pesados. Por contra el sonido y el aspecto son top, lo que les hace muy atractivos para los ladrones. Hay timbres de tambor que van decorados con todo lo que la imaginación te de: flores, calaveras, personajes disney y fotos de camaron. Hay otros timbres minimalistas que son los más bonitos ni los que mejor suenan pero que pueden colocarse y funcionar donde quieras y eso es una ventaja. Si eres un ciclista 3.0 o quieres pasar de los sonidos clásicos, lo tuyo son los timbres electrónicos. Funcionan con pilas o con recarga mediante USB, y son más sonoros que los clásicos. De montar en la mayoría de ocasiones es más fácil que un timbre clásico. Normalmente va la bocina por un lado y el pulsador por otro.

Una alternativa a un timbre son las bocinas. Dan un aire retro pero son más aparatosas pero también más sonoras. Una bocina muy especial es la biologic blast funciona con aire comprimido y tiene un sonido fuerte no, lo siguiente.

En amazon hay muchos timbres, pero yo te hecho una selección de los más interesantes, para que veas como suenan y elijas el timbre que más se te ajuste.

Mostrando 1–15 de 66 resultados