BIKEFRIENDLY KIDS

Hace unas semanas me llegó al correo una propuesta muy chula: Bikefriendly kids, una agencia que organiza viajes en bici con niños. Vale que en el mercado ya existían propuestas antes, especialmente para viajes por Europa, pero ésta ha entrado con mucha fuerza y con el respaldo de gente con muchas tablas en esto de la bicicleta. Me han pedido colaboración, y creo que la merecen porque ofrecen un producto personalizado, algo importante cuando hablamos de estos viajes “diferentes”.

En casa siempre hemos sido de organizarnos nosotros el viaje. La verdad es que mola buscar ideas de viaje, cocinar la ruta durante semanas para luego saborearla. A veces con sabor dulce y otras con gusto picante, porque en un viaje en bici no lo controlas todo. Y si es con niños, puede ser una pirueta que acabe en una semana tomando Almax. Cuando mis hijos eran pequeños alguna vez tiramos de logística a la carta “vengan a buscarnos que nos hemos cansado” como en la vía verde del Carrilet. Y la verdad es que molaba (y mucho) porque tenias el tema de la vuelta completamente solucionado y con cierta flexibilidad. El transporte público no espera a nadie, y además no está en España preparado para llevar bicis con facilidad. Y las comunicaciones en vías verdes son tirando a complicadas.

Que alguien te prepare el viaje tiene su gracia, especialmente a gente que empieza en esto del cicloturismo con niños. Tú solo pones las sonrisas y las ganas de pedalear. De esa forma eliminas dudas: como volveremos ??, haremos todos los kilómetros ?? , donde comeré ?? , como dormiremos ?? . Nosotros hemos tirado muchas veces de camping, lo que implicaba libertad pero ir cargados como mulos. Si el tema alojamiento lo tienes solucionado, vas mucho más ligero y relajado. La excursión se ve de otra manera si sabes que al final del día te espera una ducha caliente, un colchón y una cenita. Al fin y al cabo estás de vacaciones, no picando piedra.

Otro factor importante, para mi al menos lo era al principio, es el tema del equipo. Debes tener bicicletas para toda la familia, y accesorios para llevar a los niños: ya sea silla, barra o remolque. Unas alforjas, guantes y cascos tampoco van a venir mal. Eso requiere de una inversión de euros, sin saber si vas a rentabilizar en otras rutas futuras. Por suerte Bikefriendly kids también te soluciona ese tema y te alquila bicis con accesorios de garantía para transportar niños.

En nuestro caso, teníamos vehículo propio (que es un pastón al año), pero si no tienes coche, o has venido en tren o avión, yo no me lo pensaba. Además cuentas con la ventaja que para no estirar el precio, puedes adaptar el paquete que contratas con Bikefriendly. Si vas en un grupo de dos o tres familias, también mola ir con todo organizado y con servicios a la carta. Nosotros solo lo hicimos una vez, y fue un poco caos, porque había gente que no llevaba equipo adecuado.

Según me comentan desde Bikefriendly kids ellos ofrecen seguro, información, traslados y alojamiento. Ya como decidamos el tema de número de días, dormir, comer y alquilar material hace variar el precio del paquete, con lo que debes contactar para que te hagan un presupuesto. Lo que si que debes tener claro es que en Bikefriendly cuidan los detalles pensando en que los más pequeños disfruten del cicloturismo, para que quieran repetir. En esa linea va la simpática mascota del proyecto.

Para este 2018 proponen cuatro rutas, todas por vías verdes, con lo que en la mayoría de casos vas a pedalear lejos de los coches, algo que siempre nos inquieta a padres ciclistas. De esas cuatro rutas en casa hemos hecho dos, pero si quieres más detalles visita este link.

La vía verde de la Terra Alta discurre por una zona de naturaleza casi salvaje entre la provincia de Teruel y Tarragona. El camino no pasa cerca de los pueblos, con lo que la sensación de soledad es muy grande. El desnivel es casi siempre a favor hasta llegar al río Ebro. Ahí cambia de nombre por la vía verde del Baix Ebre, donde es una gozada rodar al lado del rio, y cruzar campos de naranjos. El final es en Tortosa pero los más valientes pueden llegar hasta el Mediterráneo por el Delta.

La vía verde del Carrilet nos llevará en esta propuesta desde Olot hasta el Mediterráneo. Al principio hay una subida, pero luego todo el desnivel es a favor, y el paisaje discurre por una zona volcánica muy chula que es la Garrotxa. A nosotros nos impresionó la vegetación tan bestial como en una historia de Tolkien, y el encanto de una ciudad muy chula y tranquila como Girona. Si nos cansamos de pedalear en la provincia de Girona hay mogollón de planes alternativos para las familias.

La tercera opción son las vías verdes de Alicante. Aquí el paisaje es abrupto y muy montañoso. Eso si, en verano puede ser muy caluroso.

La cuarta propuesta son las vías verdes de Asturias con la joya de la vía verde del oso, una de las más famosas de toda España. Esta opción y la de Alicante no son recorridos lineales como los dos primeros, sino vías verdes “sueltas”.

La gente me mandais correos pidiendo consejos de una ruta para empezar con esto del cicloturismo en familia. Y a partir de ahora os voy a decir que la opción Bikefriendly kids es una buena opción.